La explotación laboral: ¿cómo detectarla?

Los trabajos son la base necesaria para que las personas tengan sus propios ingresos, y así como lo hemos sabido desde hace tiempo, su función se basa en que la persona debe aportar su tiempo de vida para una empresa; trabajando, cumpliendo alguna orden, realizando una tarea en específico, y así, de forma diaria, quincenal o mensual Alfa lainaa Finland, recibe el pago de sus horas trabajadas. Parece ser un proceso sin complicaciones, pero de hecho, tiene altercados que a veces son difíciles de detectar a tiempo, y uno de ellos es la explotación laboral.

¿En qué se basa este concepto? según Karl Marx, el gran filósofo alemán, lo definía como un pago inferior al que el empleado requiere según su tiempo de trabajo. Hoy día, ante muchas corrientes de pensamiento, esta concepción ha variado, tomando así un campo más abierto en los que ‘explotación’ significa mucho más que solo no recibir la paga adecuada, sino que toca otros temas que hablan sobre cómo se torna el empleo para la persona, su ambiente, entre otros.

¿CÓMO SABES QUE TE ESTÁN SOBREEXIGIENDO EN EL TRABAJO?

Primero que nada, antes de comenzar a laborar en alguna empresa debemos de tener una valoración previa sobre qué tan capacitado está nuestro cuerpo para las ocupaciones, sino, solo estamos contribuyendo a la alimentación de nuestro fondo monetario sin cuidar lo más importante: nuestra salud.

HORAS GRATIS: Este quizá sea el comienzo de una explotación: el jefe nos pide, de forma amable, que nos quedemos un poco más de tiempo en el lugar, o que lleguemos más temprano de lo usual, sin embargo, estas horas no son visibles en nuestros recibos de pago. Con esa astucia de convencimiento por parte de los encargados, muchas veces quieren cubrir horas y horas de labor sin que nos demos cuenta. ¡Atentos a esto!, no estamos obligados a trabajar más de lo que nuestro contrato establece.

TRABAJOS DE OTROS: A pesar de lo que exalten la forma en la que trabajamos, esto suele convertirse en una estrategia para hacer las funciones de los que no rinden al mismo ritmo que nosotros. Este tipo de explotación no proviene precisamente de los jefes, sino de nuestros compañeros, quienes se aprovechan de nuestras capacidades solo para librarlos a ellos de sus ocupaciones.

TRABAS CON LOS DÍAS LIBRES: En muchos empleos, los días libres son protegidos por una ley que permite a los empleados tenerlos siempre y cuando estos tengan una fecha de preaviso. Sin embargo, cuando la empresa se niega constantemente a las peticiones, es porque no están interesados en nuestro descanso, sino solo en que trabajemos para ellos. Debemos estar muy al tanto con lo que nuestro contrato establezca sobre eso, ya que a la larga, la acumulación execiva de trabajo sin descanso puede tener efectos adversos en el futuro.

¿POR QUÉ ES COMÚN QUE LA EXPLOTACIÓN LABORAL PASE POR ALTO PARA ALGUNAS PERSONAS?

Todo se construye de oportunidades y saberlas administrar, y por ello, hay personas que piensan que por haber conseguido un trabajo, deben hacer todo lo posible por quedarse allí, aunque eso pase por encima de su esfuerzo natural. Un trabajo, bien sea porque estamos en búsqueda de experiencia, porque requerimos de una recoemndación laboral para solicitar un crédito en el banco, o simplemente por la necesidad de tener un sueldo, jamás debe quitarnos la idea de que nosotros somos lo